Boca Juniors

Idolos

Diego Armando Maradona

No se puede, bajo ningún punto de vista, en un sitio dedicado al más grande BOCA JUNIORS, obviar al futbolista más notable de todos los tiempos: DIEGO ARMANDO MARADONA. El enorme "Pelusa", además de haber jugado y salido campeón con BOCA JUNIORS, es un hincha apasionado de nuestro club. En la mismísima Bombonera tiene su palco y cada vez que puede va a alentar al Xeneize como cualquier otro aficionado, haciendo delirar al pueblo Boquense cada vez que pisa el cemento de la Bombonera. DIEGO ARMANDO MARADONA nació un 30 de octubre de 1960 en Lanús, provincia de Buenos Aires. Se crió entre potreros y pobreza en Villa Fiorito, donde descubrió su amor por la pelota. Esas eran épocas de sueños donde Diego anhelaba jugar en la Selección Argentina y ser campeón del mundo.

Es uno de los ocho hermanos de la familia MARADONA, cinco mujeres y 3 varones, Lalo (Raúl), Pelusa (Diego) y el Turco (Hugo). Lalo también tuvo un fugaz paso por BOCA JUNIORS.

El 10 comenzó su romance con la N° 5 en "Los Cebollitas", que era un equipo de fútbol de barrio conformado por chicos de la clase '60, armado por Francisco Gregorio Cornejo para jugar en cuanto torneo se presentara, antes de que sus integrantes llegaran a cumplir 14 años. En aquella época alternaba el fútbol con el estudio en el colegio Remedios de Escalada de San Martín, de Villa Fiorito
En Los Cebollitas deleitó con sus goles y con su mágica zurda, hasta llegar a la primera división de Argentinos Juniors. El miércoles 20 de octubre de 1976 con tan solo 15 años, debutó en el fútbol grande de nuestro país, en un partido entre Argentinos Juniors y Talleres de Córdoba, jugado en la vieja cancha de La Paternal. Era el comienzo de una carrera profesional impactante, memorable, única e insuperable.

Sus dos primeros goles oficiales en primera división se los marcó a San Lorenzo de Mar del Plata el 14 de noviembre de 1976 en el estadio San Martín de la ciudad feliz, y por el Campeonato Nacional de ese año. El técnico que lo hizo debutar en la primera de Argentinos Juniors fue Juan Carlos Montes.

 

A principios de 1977 fue convocado a la Selección Juvenil Argentina por Ernesto Duchini. En una de las prácticas habituales, entre el Seleccionado Juvenil y el de Mayores, el técnico Cesar Luis Menotti lo cita para jugar un amistoso ante Hungría en la cancha de BOCA JUNIORS el 25 de febrero de 1977 con resultado Argentina 5 Hungría 2. Diego entró en el segundo tiempo por el goleador Leopoldo Jacinto Luque. Ya Dieguito mostraba cosas magistrales.

Al año siguiente era el Mundial de Argentina 1978 y él estaba en ese plantel con otros grandes números 10 del país: Norberto Alonso, Daniel Valencia, Julio Ricardo Villa y Ricardo Bochini. Sin embargo, el mismo técnico que lo había hecho debutar en la Selección Nacional Mayor (Cesar Luis Menotti) lo deja afuera de ese mundial, junto a "Lito" Botaníz y a Ricardo Bochini. En 1979, Cesar Luis Menotti lo convoca nuevamente para el Seleccionado Juvenil que jugaría el Mundial de Japón ese mismo año. Ese fue un equipo extraordinario que salió campeón mundial Juvenil. Estaba integrado por Diego, Ramón Díaz, Hugo Alves y Marcelo Bachino (ambos de BOCA JUNIORS), Juan Barbas, Osvaldo Escudero, Gabriel Calderón, Sergio García, Juan Simón, Osvaldo Rinaldi entre otros, un equipazo!!! El 7 de septiembre de 1979, Diego recibe de manos de Joao Havelange la primera Copa Mundial Juvenil, en la lejana Tokio, luego de derrotar en la final por 3 a 1 a la Unión Soviética.

Más tarde seguiría su brillante carrera en la Selección Mayor. En Glasgow, Escocia, marcó su primer gol con la Mayor. Fue el 2 de junio de 1979 y victoria por 3 a 1 sobre la Selección local. Mientras tanto seguía deleitando con su zurda en Argentinos Juniors, donde no solo hacía magia sino también convertía goles.

Fue goleador del Campeonato Nacional de 1979 con 12 tantos y del Metropolitano de 1980 con 25 goles. El 14 de septiembre marcó su gol número 100 en primera división, frente a San Lorenzo de Mar del plata, casualmente el mismo rival al que le había convertido sus 2 primeros tantos en primera.

Diego tuvo tiempo para meterle 4 goles a BOCA. Se los convirtió a otro grande, Hugo Orlando Gatti, quien días antes del partido lo trató de gordito. Argentinos venció por 5 a 2 al conjunto Xeneize. El público Boquense que estaba en las tribunas aquella tarde coreó el famoso Marado..., Marado..., Marado... Entre ellos estaban los que hacen posible este sitio Xeneixe. El romance comenzaba a nacer.

Durante la presidencia de Martín Benito Noel, en 1981, Diego Maradona pasó a BOCA JUNIORS. El viernes 20 de febrero de ese año, en la mismísima Bombonera, el 10 firmó su contrato con el Xeneize, tres horas antes de jugar un amistoso entre BOCA y el equipo de La Paternal que formaba parte del acuerdo por el pase, dos días después haría su debut oficial, el domingo 22 ante Talleres de Córdoba en una Bombonera exultante. Dicho partido lo ganó BOCA por 4 a 1 con 2 goles de Diego, uno de penal.

Pasaron varios partidos de aquel debut auspicioso de Diego en BOCA JUNIORS versión 1981 de Silvio Marzolini, hasta que el viernes 10 de abril, bajo una intensa lluvia en el estadio de BOCA, Maradona debía jugar su primer super clásico. El Xeneize jugó un partido memorable y venció 3 a 0 a River Plate con 2 tantos de Miguel Angel Brindisi y el tercero de Diego, un gol que jamás se borrará de las retinas, un golazo. La corrida fenomenal de "Cacho" Córdoba y Dieguito que define tras dejar desparramado al "Pato" Fillol y al "Conejo" Tarantini. Por aquella época seguimos a BOCA en cualquier estadio y en la popular. Continuó ese Campeonato Metropolitano 1981 con grandes jugadores y BOCA JUNIORS finalmente se consagraría campeón con Diego Armando Maradona tras una dura lucha por el título con Ferro Carril Oeste dirigido en aquel entonces por Carlos Timoteo Griguol.

Luego de ese logro vino el Campeonato Nacional de ese año y BOCA JUNIORS fue eliminado en cuartos de final por Vélez Sarsfield. En el encuentro de ida Diego fue expulsado por el árbitro Carlos Espósito por protestar luego de soportar durante 80 minutos patadas escupidas y demás del volante Velezano Abel Moralejo. Igual BOCA ganó como local 2 a 1. Perdió en la revancha y por diferencia de gol quedó eliminado. Ese partido de ida había sido el último oficial de Maradona en BOCA. Para la próxima temporada se había marchado Silvio Marzolini y llegaba como director técnico el "polaco" Vladislao Cap.

Diego comenzaba a despedirse del club. BOCA hizo una extensa gira por EE.UU., Hong Kong, Japón, Malasia, Guatemala y México con la presencia de Maradona. Al volver jugó por el torneo de verano en Mar del Plata, frente a Racing, Independiente y el último partido frente a River donde el Xeneize perdió por 1 a 0 con gol del "Pelado" Ramón Díaz. ¡Hasta la vuelta, Dieguito!, el viejo continente lo esperaba. Luego de la frustración con la Selección Argentina del Mundial de España 1982, Diego empieza a jugar para el Barcelona. Allí las cosas para Maradona no fueron fáciles. Luego de jugar mas de quince partidos con esa camiseta se enferma de hepatitis al final del '82. El Barcelona trae a Cesar Luis Menotti para reemplazar al técnico alemán Lattek. Otra vez Diego sería dirigido por el "flaco" Menotti. Con ellos dos el Barcelona ganó una Copa del Rey y otra Copa de la Liga. Pero en 1983, el Vasco Andoni Goikoetxea lo fracturó y le propinó la lesión mas grave de su exitosa carrera. Tres meses y medio después volvía a jugar al fútbol. Según contó el propio Diego en su libro "Yo Soy el Diego", de Editorial Planeta, en Barcelona también arranca su relación con las drogas.

Después, a mitad de 1984, cambiaría España por Italia, el Barcelona por el Nápoli. En esa ciudad del sur de Italia permaneció hasta 1991, pero su recuerdo vivirá por siempre entre los Napolitanos que lo adoraron. Con este equipo logró lo que parecía un sueño: dos títulos de la Liga Italiana, la Copa UEFA, La Copa y La Supercopa Italiana.

Mientras brillaba en el Nápoli, en 1986 jugó otro mundial, el de México. Ese fue la gota que rebasó el vaso de sus triunfos deportivos. México fue su consagración, se convirtió en el Rey, en el número 1. Allí cumplió su sueño y nació la leyenda. En ese torneo convirtió 2 goles frente a Inglaterra, uno de ellos fue considerado el más grande de la historia de los mundiales, el otro se lo recuerda como "la mano de dios".

Maradona también formó parte de la Selección Argentina sub campeona del mundo en Italia '90 y después en 1994, en EE.UU., donde con 33 años y volviendo del retiro jugó dos partidos en gran nivel, el mundo comenzó a hablar de su resurrección, pero un control antidóping dio positivo (efedrina) y lo suspendieron por 15 meses.

Como síntesis podemos agregar que con la camiseta de la Selección Argentina jugó 138 partidos oficiales (se cuentan los del Seleccionado Juvenil) y marcó 61 goles. Obtuvo 2 campeonatos mundiales, juvenil Japón 1979, México 1986 y un sub campeonato, Italia 1990. Jugó 4 mundiales y es el jugador Argentino con más presencias en esos torneos en toda la historia.

Luego de su espectacular carrera en el Nápoli, y después de cumplir su primera suspención, arribó otra vez a España para jugar en el Sevilla (1992/93) dirigido por Carlos Salvador Bilardo. Después volvería al fútbol Argentino en 1993 y jugaría algunos partidos oficiales con la camiseta de Newell's Old Boys de Rosario. Creemos que en la cabeza de Diego estaba jugar su cuarto y último mundial, el de USA '94. Finalmente así fue. El domingo 10 de octubre de 1993 volvía después de 11 años a jugar un partido oficial en el fútbol Argentino. Fue en Avellaneda en donde Newell's Old Boys perdió frente a Independiente por 3 a 1. Luego se desvinculó del equipo de Rosario a pocos meses de jugar el Mundial de EE.UU. 1994. Allí hubo otra suspención por 15 meses también por haber tomado un remedio que contenía efedrina.

Luego de ese período volvería a su querido y amado BOCA JUNIORS, nuevamente dirigido por Silvio Marzolini.

Durante los meses que duró la sanción se convirtió en el Director Técnico junto a su amigo y ex futbolista Carlos Fren de Mandiyú de Corrientes y luego de Racing Club.

Después de terminar su vínculo como Director Técnico y antes de su regreso a BOCA, tuvo tiempo para viajar a París para fundar el Sindicato Mundial de Futbolistas junto al francés Eric Cantoná (que también estaba suspendido por la FIFA) y con el apoyo de otros jugadores como George Weach, Raí, Gianluca Viali, Gianfranco Zola, Thomas Brolin, Ciro Ferrara, Abedi pelé, entre otros.

El sábado 7 de octubre de 1995 hizo nuevamente su presentación oficial con la camiseta Xeneize. Fue en La Bombonera ante Colón de Santa Fe. BOCA ganó sobre el final 1 a 0 con gol de Darío Scotto. En la versión 1995 también estaba otro ídolo del fútbol Argentino, Claudio Paul Caniggia. El club estaba dirigido por Antonio Alegre y Carlos Heller.

Al final de ese año había elecciones en BOCA. Ganó el Ingeniero Mauricio Macri, el mismo domingo en que el equipo Xeneize era goleado en la propia Bombonera 6 a 4 por Racing Club. De esa manera perdió la punta y la posibilidad de salir campeón con Maradona.

Macri contrata para 1996 a Carlos Salvador Bilardo como Director Técnico para suceder a Marzolini. Otra vez Maradona y Bilardo juntos , como en los mundiales de 1986, 1990 y Sevilla 1992/93. Tampoco se pudo dar el sueño Boquense de ver a BOCA JUNIORS campeón con Diego.

En agosto de 1996 frente a Estudiantes de La Plata, Dieguito jugaba su último partido de esa temporada. Por decisión propia deja de jugar por un período de 11 meses. El 21 de abril de 1997 vuelve a firmar contrato con BOCA. El equipo estaba dirigido por Hector Rodolfo "Bambino" Veira. Por aquellos tiempos BOCA necesitaba de un título sí o sí. Pero no llegó. A Diego volvió a darle positivo un control anti doping luego de un encuentro frente a Argentinos Juniors. La justicia le otorgó un permiso, una medida de NO INNOVAR y Maradona pudo seguir jugando el Torneo Apertura '97. Jugó frente a Newell's Old Boys, convirtió un gol de penal y BOCA ganó el partido. Luego llegó el final con la casaca Xeneize, nada más ni nada menos que en el Monumental frente a River Plate, jugó solo los primeros 45 minutos y el equipo de la Ribera perdía 1 a 0. En la segunda etapa con goles de Toresani y Martín Palermo el Xeneize lo dio vuelta, no podía ser de otra manera.

Maradona, dirá la historia, se retiró del fútbol con la casaca de BOCA JUNIORS y en un triunfo frente a River Plate.
Con BOCA JUNIORS Maradona jugó 70 partidos oficiales y marcó 35 goles.
Frente a River Plate jugó 7 partidos oficiales: ganó 3, empató 3 y perdió solo 1. A River le marcó 5 goles, todos de gran factura.
Con Diego Armando Maradona queda una asignatura pendiente en el fútbol Argentino.

Se debe un homenaje majestuoso, tanto de la A.F.A. como de BOCA JUNIORS, por todo lo que dio a la Selección Nacional y a nuestro club. Esperamos, rogamos, que se realice cuanto antes . "El Diego", el más grande de todos los tiempos se lo merece.

 

Otros Ídolos

Angel Clemente Rojas
Alberto J. Armando
Juan Carlos Lorenzo
Carlos Bianchi
Juan Román Riquelme
Carlos María García Cambón
Osvaldo Potente
Rubén Sánchez
Hugo Gatti



¡Visita también estos sitios interesantes!

Sitio alojado en Yaia.com